viernes, 7 de febrero de 2014

COOKIES AMERICANAS (TOLL HOUSE CHOCOLATE CRUNCH COOKIES)

Hola. Aquí estoy de nuevo con vosotros, para daros una receta de galletas que me ha pedido mi amiga María. Ella me contó que su hijo mayor había probado las cookies en un local que sirven comida americana y que le habían gustado tanto, que estaba decidido a buscar la receta y hacer las galletas en casa. Yo me fui directamente a por la receta original de Ruth Graves Wakefield, que estaba en inglés y la probé, pero la medida de la harina era insuficiente, y en el primer intento, la receta no me salió correctamente. En una segunda prueba, y ya corregida la cantidad de harina, el aspecto y la consistencia de las galletas eran los idóneos.
Quisiera aprovechar este post para hacer un pequeño homenaje a la creadora de esta receta mundialmente famosa Ruth Wakefield (1933). El éxito de esta receta se debe al fruto de la casualidad: la señora Wakefield había olvidado en aquella ocasión comprar algunos de los ingredientes que necesitaba para hacer sus galletas, como el cacao en polvo, y pensó que no pasaría nada si lo sustituía por trocitos de chocolate;   que éste se fundiría y que la receta quedaría bien. Pero eso no ocurrió, los trocitos de chocolate no se fundieron, pero si que cambiaron la textura de la galleta, dándole más cremosidad. A partir de ese momento la fama de las galletas de la señora Wakefield fue extendiéndose hasta el punto de publicarse en un periódico de Boston.  Tal popularidad la llevó a escribir un libro de cocina titulado: "Toll House Tried and True Recipes", publicado en 1936 por M. Barrows & Company de Nueva York.
La receta siguió difundiéndose y debido a ésto, aumentaron vertiginosamente las ventas de las tabletas de chocolate Nestlé semidulce, por ello, Andrew Nestlé, el fabricante de la firma de Chocolates Nestlé,  le propuso a Ruth que a cambio de poder imprimir la receta en la envoltura de la tableta de chocolate semidulce, la señora Wakefield recibiría gratis, durante el resto de su vida, todo el chocolate que pudiera necesitar para elaborar sus cookies. Bueno, pues ya sabéis el origen de las cookies y su historia tan curiosa. Y aquí os pongo una foto para despertar vuestro apetito. ¿A quién no le apetecen unas cookies con un café calentito?


Ingredientes:

  • 250 grs de mantequilla sin sal
  • 125 grs de azúcar blanco
  • 250 grs de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 480 grs de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura química (yo utilizo levadura Royal)
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 250 grs de chocolate negro picado (chips de chocolate)
  • 150 grs de nueces peladas y troceadas
  • una pizca de sal.

Preparación:

Ponenos la mantequilla, que debe de estar a temperatura ambiente, en el bol de la batidora y echamos el azúcar blanco y con el accesorio batidor empezamos a batir hasta que se integre. Añadimos el azúcar moreno, seguimos batiendo a velocidad media. Seguidamente echaremos los huevos: primero uno y batirenos hasta que se integre del todo y luego el otro y seguiremos batiendo. Echaremos la esencia de vainilla sin dejar de batir. Cuando se haya integrado por completo, añadiremos la mitad de la harina previamente tamizada por un colador, junto con la sal y la levadura. Y batiremos todo de nuevo a velocidad baja, hasta que se hayan mezclado homogeneamente todos los ingredientes. Cuando  veamos que la masa ya es homogenea, añadiremos el resto de la harina. Una vez se haya incorporado correctamente a la masa echaremos las nueces y las incorporaremos a mano con la ayuda de una espátula, removiendo con movimientos envolventes. 
Seguidamente incorporaremos los chips de chocolate, de la misma manera, con la espátula y con movimientos envolventes.


Reservamos unas pocas de pepitas de chocolate para decorar. Cuando la masa esté bien integrada, cogeremos porciones con una cuchara sopera e iremos haciendo pequeñas bolitas que redondearemos y aplastaremos un poco en la bandeja del horno, que previamente habremos forrado con papel antiadherente. De las pepitas que habíamos apartado antes, poner unas cuantas por encima de cada galleta antes de meterlas en el horno.
Precalentamos el horno a 180ºC. Meteremos las galletas una vez esté el horno caliente de 10 a 12 minutos. Yo las dejé 10 minutos en mi horno. Si os pasáis del tiempo se quedan duras por fuera. (Por favor, vigilad vuestro horno ¡no se os vayan a quemar!). No es necesario que se doren. deben quedar  blancas y crujientes por fuera y tiernas por dentro.
 ¿No os parecen apetitosas? ¡María esta entrada va por tí!. Espero que te atrevas a hacer las cookies este fin de semana  y que las disfrutéis todos en casa.  Y recordaros que me encantan vuestros comentarios y sugerencias.

Saludos

María José

¡Y no os olvidéis de poner un dulce en vuestra vida!

No hay comentarios:

Publicar un comentario