martes, 7 de abril de 2015

MONAS DE PASCUA DE CHOCOLATE

¡Hola amigos! Ya estamos de vuelta y casi incorporados de nuevo a la rutina. Después de una semana de merecido descanso, en la cual  hemos aprovechado para salir al campo con los niños, montar en bicicleta y sobre todo disfrutar al aire libre de esté maravilloso tiempo que ha hecho en estos días, además de hacer manualidades en casa con los cascarones de los huevos. En resumen nos da pereza volver a reencontrarnos de nuevo con las tareas cotidianas. Se puede decir que hoy ya terminan las fiestas de Semana Santa con este soleado lunes de pascua.
Estos son los cascarones decorados por mis hijos
Como viene siendo tradición en varias partes de España: Murcia, Valencia, Cataluña, Islas Baleares y Aragón. Los tíos y padrinos regalan a sus sobrinos o ahijados la típica Mona el domingo de pascua.   El lunes se reune toda la familia en el campo, se hace una paella o una comida familiar y de postre se comparten las Monas.
Según el lugar del que provengan suelen ser diferentes: en la Comunidad Valenciana, existe una variedad de Mona que se llama Panquemado o Toña: es un pastel que contiene huevos cuya cáscara está pintada a modo decorativo. Los huevos ayudan a dar forma al pastel, que puede ser una figura de serpiente, mono o lagartija y por encima lleva anisetes de colores. En Cataluña y las Islas Baleares, la Mona tradicional la más antigua, es como la de Murcia, aunque también puede tener forma de corona. Pero la  repostería ha evolucionado tanto, que en la actualidad conviven diferentes tipos. Debido a esta evolución, los huevos de gallina se han sustituido por huevos de chocolate. Estos cada vez han ido tomando más relevancia, hasta convertirse en nuestros días, prácticamente en la pieza principal. Incluso las grandes firmas de repostería compiten entre ellas para ver quién realiza la escultura más sorprendente. Suelen ser piezas de gran tamaño, con diseños espectaculares y  hechas completamente de chocolate negro.

Nosotros también mantenemos esta tradición  en casa, y yo suelo prepararlas los lunes de pascua para mis niños. Por supuesto mis Monas caseras son eso "caseras", sencillas y sin ninguna complicación, puesto que yo no me voy a comparar con ningún maestro chocolatero, ellos si que hacen virguerías.
Si queréis preparar vuestras propias Monas de pascua en casa, tomad nota que os paso la receta y os muestro las que hoy he hecho yo.


Ingredientes:

180 gr Chocolate negro
180 gr Chocolate blanco
(Con estas cantidades he obtenido 3 huevos de chocolate blanco y tres huevos de chocolate negro)

Preparación:

Necesitamos un molde de silicona con forma de huevo de pascua para hacer nuestros huevos.
Os recomiendo de silicona porque son económicos,  más fáciles de desmoldar y de gran durabilidad, (os pongo la foto del que yo tengo). También podéis usarlos para hornear bizcochos en forma de huevo de pascua y forrarlos después con fondant.
Comenzamos fundiendo el chocolate negro. Yo lo hago en el microondas, pero tenéis que bajar la potencia y calentarlo de treinta en treinta segundos, con mucha precaución e ir parando y removiendo para que se vaya fundiendo poco a poco. Mucho cuidado porque si el chocolate se quema, amarga y ya no nos vale


Yo lo pongo en una manga pastelera para que me resulte más fácil rellenar el molde.

Y así quedan. Se baña el molde con el chocolate, justo para que tome la forma del cascarón  y se mete a la nevera unos 15 minutos o hasta que el chocolate endurezca.
Cuando el chocolate se haya endurecido, lo sacamos y desmoldamos con mucho cuidado para que no se partan los huevos.
Juntamos dos mitades. Yo he forrado con papel de aluminio un vaso de cristal, que me servirá de soporte para poder pegar con chocolate las dos partes sin tener que tocar el huevo con las manos, pues el chocolate con la temperatura corporal funde. Con la manga vertemos un hilo de chocolate a modo de "pegamento" para unir las dos mitades y lo metemos de nuevo a la nevera para que enfríe.
¡Ya tenemos las Monas de chocolate negro!
Ahora vamos a hacer las de chocolate blanco. Repetimos el proceso anterior. Fundimos en el microondas el chocolate blanco a muy baja temperatura, poniéndolo treinta segundos, removiéndolo y vigilando para que no se queme. El chocolate blanco funde antes que el negro, por eso tenemos que tener cuidado para que no se nos queme.

Lo ponemos en una manga desechable, eso nos facilitará el trabajo.
Y bañamos el molde con el chocolate blanco.
Lo metemos en la nevera durante unos 15 minutos o hasta que veamos que se ha endurecido por completo.
Procedemos a desmoldar con cuidado para que nos se nos partan. 
Juntamos las dos mitades, con la manga ponemos chocolate y unimos. Usamos de nuevo los vasos forrados con papel de aluminio, que nos servirán de soporte y evitaran que se nos derritan si los tocamos con las manos.
Y ya tenemos terminadas las Monas de chocolate blanco. Si no las vamos a consumir de inmediato, es mejor dejarlas en la nevera.
Con este paso a paso tan detallado, seguro que os saldrán unas Monas de pascua de chocolate para chuparse los dedos.
Harán las delicias de vuestros hijos si les gusta el chocolate.¿A qué esperáis para hacerlas?
Espero vuestros dulces comentarios.

Saludos

María José

Y  recuerda... ¡pon un dulce en tu vida!











2 comentarios:

  1. Me encanta cómo quedan! Y tienen que estar para chuparse los dedod, jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Siiiii, están muy ricas!! Un beso.

      Eliminar